¿Un paseo en limusina por Asunción?

  • Las noches de fiesta asuncena adquieren un nuevo rostro, de la mano de limusinas fuera de serie. Ahora, pasear en uno de estos lujosos vehículos se convierte en una realidad más cercana para muchos.

    Compartir:

    Por Natalia Ferreira

    Revista Vida

     

    El tamaño de las limusinas Hummer H2 –de casi 10 metros de largo y aproximadamente tres de ancho– roban la atención de los conductores y transeúntes. Es imposible que un vehículo de cuatro ruedas, con semejante extensión, pase inadvertido. Al contrario de los demás transportes de lujo de este tipo, las Hummers tienen una altura considerable, y lo que guardan dentro es aún más sorprendente. Al abrir la puerta, un juego de luces, pantallas y decorado transportan a un ambiente psicodélico.

    Estos vehículos no se pensaron como limusinas, sino para máquinas bélicas. Durante la Guerra del Golfo ganaron popularidad por su versatilidad para el campo de batalla. A principios de los 90 se lanzó la versión civil, y ofrecían diferentes modelos. Ya en la primera década del 2000 aparecieron las primeras limusinas de colosal tamaño.

    «En Latinoamérica, las limusinas Hummer H2 entraron en el mercado hace unos seis años. En Estados Unidos se encuentra la única empresa que hace este tipo de vehículos, y los fabrica originales de punta a punta. Tienen el chasis entero y no está cortado ni nada por el estilo. Ahora, el decorado creo que se terceriza», explica Fernando Villalobos, uno de los propietarios de Sr. Limmo. Se trata de una de las dos empresas que ofrecen alquiler de estos transportes. La otra compañía es Luxury Limos.

    Características únicas

    Ambos negocios arrancaron el año pasado en el país, y en poco tiempo alcanzaron un notable éxito, algo clave para recuperar la inversión, puesto que el precio de estas limusinas oscila entre USD 95.000 y 400.000, y los repuestos solo pueden conseguirse en Estados Unidos. Sr. Limmo cuenta con una Hummer H2 en color rosa –capaz de transportar hasta 22 personas–, que tiempo atrás perteneció a la cantante Pink, asegura Fernando. Según explica, se la compró a través de un representante, por internet. Además, poseen la clásica Lincoln (alberga seis personas), y dentro de poco tiempo piensan adquirir otra Hummer con diseño de cebra que puede albergar a 20 personas.

    «Lo único que reformamos en la Hummer es el sistema de acondicionador de aire, que no iba a dar abasto para el calor propio del país. También agregamos varios frigobares y almohadas decorativas. Ahora, conseguir un chofer para conducirla llevó cierto tiempo, muchos no se animaron porque el vehículo tiene un ángulo de giro limitado en las calles, que son muy estrechas», cuenta Villalobos.

    Mientras, Luxury Limos posee dos limusinas Hummer H2, una blanca y otra negra, con capacidad para 15 y 20 personas, respectivamente. Aparte está el Bus Party, especial para despedida de solteros (entran hasta 25 invitados), y si lo desean pueden bailar poledance dentro.

    Las limusinas de ambas empresas tienen comodidades similares, juego de luces Led, acondicionador de aire, equipo de música, pantallas, cómodos asientos de cuero y minibares. Pasear en una de ellas cuesta por hora entre G. 1.000.000 y 1.500.000.

    Popularidad creciente

    La pregunta que no podía faltar es: ¿Para qué se las utiliza o quiénes lo hacen? Lo cierto es que se pueden alquilar por mero capricho. El uso de estas particulares limusinas crece para las despedidas de solteros, casamientos, eventos empresariales, fiestas de quinceaños, infantiles, de graduación. Además, grupos de estudiantes las piden para su último día de clases, el primer último día de clases o lo que se viene. Y la demanda crece, por lo general, los fines de semana.

    Quienes pueden darse el lujo, la rentan toda una noche. El chofer busca a un grupo desde un punto y pasean por la ciudad. Los pasajeros pueden llevar sus bebidas, y cada tanto piden parar en un bar o discoteca, en donde se quedan unos 20 minutos. Mientras la limusina espera, suben más personas, sigue el recorrido y van a otro lugar.

    «La limusina blanca es bastante requerida para las bodas, mientras que la negra, para despedidas de solteras y cumpleaños. Esta última también se alquila para los casamientos, pero es más para llevar a la familia. A veces usan la negra para el novio y la blanca para la novia. Inclusive, una vez pidieron una para el cumpleaños de un niño de seis años», afirma Adriana Servín, secretaria general y community manager de Luxury Limos.

    Como dicen por ahí, «el que puede, puede», y se dará sus caprichos en una de estas enormes limusinas psicodélicas.

    ¿Dónde rentarlas?

    Sr. Limmo: (0982) 222-456

    Luxury Limos: (0986) 149-461

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: