¿Nalgas que huelen a rosas?

  • Polifacético artista y multi-inventor, amante del placer y de la buena mesa, Christian Poincheval encontró la inspiración tras una copiosa comida en Suiza hace ocho años. El excéntrico personaje, un francés de 65 años que físicamente se sitúa a medio camino entre Valle-Inclán y David el Gnomo, se dio cuenta de que la sobremesa de un generoso almuerzo se volvía insoportable por el hedor de las ventosidades de los comensales.

    Compartir:

     

    El sagaz creador, artífice también del café envasado en “tetra-brick”, empezó a investigar como buenamente pudo hasta dar con una fórmula 100 % natural que, según proclama, hace que las flatulencias huelan a rosas, violeta, vainilla o chocolate.

    ¿Y no ha encontrado un remedio también para el incómodo ruido?

    “A veces pienso en ello, pero es más complicado. El sonido procede de la presión del aire al pasar por el ano”, me explica por teléfono un Poincheval alegre, que disfruta de sus quince minutos de fama.

    Pilule Pet

    Las píldoras, a las que llama “Pilule Pet”, que deben consumirse dos veces al día durante dos semanas para lograr el efecto deseado, me asegura Poincheval, se venden a través de internet por 9,99 euros el bote de 60 cápsulas (unos 12 dólares). La versión para mascotas, que corrige el aroma de los gases caninos y felinos, alcanza los 19,90 euros (24 dólares).

    El inventor francés muestra la píldora que ha creado para paliar el mal olor de las ventosidades/CEDIDA.

    El inventor francés muestra la píldora que ha creado para paliar el mal olor de las ventosidades/CEDIDA.

    Los comprimidos contienen carbón vegetal de álamo, tilo y pulpa de coco, que contribuye al funcionamiento del tracto intestinal. También llevan hinojo, para estimular la actividad estomacal, algas rojas para neutralizar la acidez gástrica, propóleos de resina que fabrican las abejas, para incrementar la acción bacteriana, y arándanos, por sus efectos astringentes.

    Toda una macedonia digestiva que se explica porque la dieta omnívora provoca flatulencias más intensas, dice este antiguo vegetariano que al recuperar una dieta omnívora se dio cuenta de que la descompresión estomacal de quienes comen carne es más intensa.

    Antídoto universal

    “Los olores no eran iguales. Como el día y la noche”, sentencia Poincheval, que se revela como un especialista en poner su imaginación al servicio del retrete: también presume de haber editado obras literarias en rollos de papel higiénico.

    Inventó su pócima hace años pero los azares del siglo XXI y la tecnología le han convertido en un fenómeno viral justo antes de estas Navidades. Circunstancia cuando menos curiosa para un tipo con mofletes redondos, barba blanca y sombrero que podría ganarse la vida como doble de Papá Noel.

    El ingenio lleva el sello “made in France”, un país que incluso antes de la entrada en escena de Poincheval ya era era célebre por sus fragancias, especialmente por sus perfumes y sus olorosos y aclamados quesos. Peccata minuta comparado con este nuevo antídoto universal.EFE

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: