Hábitos de toda mujer exitosa

  • La inserción de las mujeres al mundo empresarial ha crecido considerablemente. ¿Querés ser parte de ellas? En la nota de detallamos siete hábitos que podés adoptar para llegar al éxito. 

    Compartir:

     

    «Aunque la esperanza es que el mundo laboral sea ciega cuando de géneros se trata, las mujeres enfrentan ciertos desafíos que los hombres comúnmente evitan», publica la web Finanzas Personales.

    ¿Cómo lograrlo? Estos siete hábitos podés tener en cuenta:

    1. Confiá en vos: no importa cuál sea tu trayectoria. Tener confianza en sí misma y en las metas es sin duda la mejor cualidad que necesitarás para alcanzar el éxito. Esta confianza potenciará la mejor característica que se requiere en cualquier profesión: perseverancia.

    Mientras los hombres tienden a tener confianza, a las mujeres se les enseña a ser humildes y recatadas. Para superar eso en el lugar de trabajo, es importante identificar las mejores cualidades y destacarlas. Una de las cualidades que las mujeres poseen con creces es la intuición.

    2. Evalúa tus emociones: mientras los hombres luchan con ser vulnerables y emotivos, las mujeres son alentadas desde una edad temprana a mostrar emociones. Esto puede ser problemático en el lugar de trabajo.

    No dejes que las emociones dominen en tu ambiente laboral, esto puede significar usualmente que perdiste el control de la situación.

    3. Sé lo más organizada posible: cuando se trata de alcanzar las metas una estructura personal es una enorme ayuda. Escribir una lista de tareas pendientes es una manera simple y satisfactoria de realizar los objetivos del día.

    Es importante ser puntual en todo. Comprometete a cambiar este comportamiento. Llegar tarde al trabajo, a una reunión o incluso a un encuentro social, significará que no tenés tu vida bajo control o que tu tiempo es más importante que el de la persona que está esperando por vos.

    Ser puntual refleja cortesía y confiabilidad, siendo ambas importantes características en los negocios.

    4. Habilidades comunicativas: tener excelentes habilidades comunicativas es esencial, ya sea hablando tras de un atril, participando en una conferencia telefónica o escribiendo un correo electrónico.

    Aunque algunas personas pueden ser naturalmente carismáticas, incluso las mujeres introvertidas pueden ser excelentes en esto, siempre y cuando sean asertivas y presten atención a los detalles.

    5. Compañerismo: es crucial buscar activamente a mujeres con quienes conectarse en tu industria. Es fácil caer en la tentación de considerar a otra mujer como una amenaza, pero eso sólo las mantendrá a ambas separadas.

    Si trabajas en una oficina tratá de hacer las mismas maniobras que los hombres hacen en sus «clubes masculinos». Invitá a una colega a almorzar o a merendar.

    6. Mantené tu vida personal de manera privada: en la mayoría de los ambientes laborales modernos, la línea entre ser amigos y colegas generalmente es borrosa. Comentar sobre tus problemas personales le dará a tus colegas una percepción alterada de quién sos como persona.

    Las relaciones parecerán más informales. Siguiendo la misma lógica, es importante proteger tu vida personal para que no sea invadida. Equilibrar estos dos aspectos de la vida, saber cómo distanciarse del trabajo en tu tiempo personal y de tu vida privada durante el trabajo, te ayudará a ser exitosa en ambos mundos.

    7. Siempre informada y conectada: tenés que saber qué está pasando en tu campo laboral, esto te destacará del resto. Buscá blogs, configurá alertas de «Google» y seguí a líderes de la industria en Twitter para mantenerse continuamente informada de qué está pasando en el día a día.

    Esto te permitirá estar lista para participar en cualquier conversación y generar ideas nuevas y relevantes.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s): ,

    Más notas: