¡Feliz día a la agricultura paraguaya!

  • Motor de la economía del país

    Compartir:

     

    Hoy 21 de mayo recordamos el Día del Agricultor y de la Agricultora, esta labor tan noble e indispensable para la humanidad y el progreso y desarrollo del mundo. Precisamente, con el cultivo de la tierra, comenzó la civilización en el universo.

    Hoy en día los productores agrícolas necesitan una permanente asistencia técnica, con el fin de estar al día con los adelantos que se registran en el mundo entero y que permiten no sólo aumentar los rendimientos de los cultivos, sino que también mejoran la calidad de los productos.

    El campesino no debe desconocer sus tradiciones, considerando que en épocas no muy remotas el agricultor paraguayo sabía defender su economía familiar con la producción de alimentos para el consumo propio y su conservación.

    Los alimentos que dieron de comer al campesino son el maní, el poroto, el kumanda yvyra’i, la mandioca, la batata, la caña de azúcar, el coco, la naranja, la mandarina, los mamones y, más recientemente, el mango y las frutas silvestres, entre otros rubros.

    Sería importante que cada familia rural cuente con las comodidades para guardar sus alimentos. Así por ejemplo, -mientras se pueda ir adquiriendo los equipamientos modernos-, un galpón apropiado para los percheles, bateas, tambores de madera hueca, pelotas grandes de cuero o un horcón alto con horqueta para el maíz en sartas.

    Estos conocimientos se deben ir recuperando para fortalecer los asentamientos campesinos y convertirlos en verdaderas comunidades productivas, ya que es enorme la pérdida económica que padece la familia rural cuando se ve obligada a vender sus cosechas a bajo precio y a volverlos a comprar después para su consumo como alimento, en alto precio.

    Por eso debemos insistir en revalorizar esas buenas costumbres de producir y almacenar los alimentos para el autoconsumo y luego trabajar para la producción de rubros de renta.

    La capacitación es una de las vías del mejoramiento del trabajo agrícola y debe basarse en la actitud de interés hacia el aprendizaje y el deseo de superación.

     

    Fuente: www.mag.gov.py

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: