Distinción para las letras paraguayas

  • José Pérez Reyes integrará el jurado de un concurso literario digital, un hecho sin precedentes para la literatura paraguaya.

    Compartir:

     

    Por Nathy Presentado

    nathalia-presentado@sd.com.py

     

    El “Premio Itaú Cuento Digital 2013” consiste en un concurso de cuentos en formato digital, organizado por las fundaciones Itaú de Paraguay, Argentina, Uruguay y el Grupo Alejandría, del que pueden participar jóvenes escritores, aficionados y clientes en general del banco Itaú. De esta manera se promueve la escritura con el uso de nuevas tecnologías.

    En esta oportunidad Ella conversó con José Pérez Reyes, miembro del Jurado Regional por Paraguay quien es uno de los escritores paraguayos que son conocidos más allá de las fronteras de nuestro país.

    Para conocerlo un poco más Pérez Reyes  comentó que aparte de ser escritor, es abogado y profesor universitario. En el 2002 publica su primer volumen de cuentos “Ladrillos del Tiempo”  con Arandurá Editorial, y en el 2003 “Ese laberinto llamado ciudad” es publicado en Colombia por el Convenio Andrés Bello.

    En Bogotá, declarada Capital Mundial del Libro 2007 por la Unesco con el certamen cultural británico Hay Festival, es elegido por el jurado de Bogotá39 como uno de los escritores jóvenes destacados de América Latina. También en el mismo año forma parte de la «Antología de cuento latinoamericano» de Ediciones B. Luego publica el libro «Clonsonante» con Arandurá Editorial. Sus cuentos están en la versión digital de “El futuro no es nuestro” (2008).

    Otras obras integran «Nueve cuentos nuevos»,  antología publicada por Alfaguara en el 2009  y  «El Libro del Voyeur» (Ediciones del Viento -España  2010). Muchas de sus obras están incluidas en antologías internacionales por editoriales de Colombia, México, Cuba, Argentina, Chile, Portugal y España.

    Sus cuentos han sido traducidos al inglés y publicados en Words Without Borders en el 2011. En el 2012 presentó su nuevo libro titulado “Asuncenarios”. Cuenta con un blog que es   www.joseperezreyes.blogspot.com

    Con los libros que lleva publicados, podría mencionar ¿en torno a qué se basan sus obras?

    Hay un montón de situaciones y otras tantas invenciones. Por ejemplo, en Clonsonante, publicado en el 2007,  le puse ese mote al “caso” en que alguien perdía la voz ante el abuso tecnológico, sus palabras solamente podían ser oídas a través de su celular. Ironizaba sobre varias situaciones al límite. El celular había derivado en un clon sonoro. Este cuento, de anticipación según algunos, propició varias lecturas. En “Asuncenarios” aparecen distintos escenarios de Asunción vinculados por la narración, para dar  más protagonismo a la ciudad en sí misma.

    Fue nombrado Jurado Regional por Paraguay para el Premio Itaú Cuento Digital, ¿cómo recibió la noticia y qué significa para usted?

    La propuesta vino del comité organizador en Argentina. Es una noticia que me resulta muy grata porque coincidentemente se da  una doble primicia: tanto para Paraguay que es incluido por primera vez en este concurso con alcance regional, como para mí  ya que también es la primera vez que acepto ser jurado de un concurso.

    Cada vez hay más personas que se animan a escribir, ¿cómo ve al Paraguay de hoy comparado al de 10 años atrás?

    En los últimos años hay un alentador auge de publicaciones en distintos formatos. Ayuda la existencia de blogs y demás foros en internet para subir textos y compartirlos. Hay buenas señales y decidido ímpetu en las nuevas publicaciones.

    En plena era digital, ¿cómo cree usted que queda la escritura? ¿Se pueden acabar los libros algún día?

    La escritura queda multiplicada, los textos aparecen en varios soportes, lo que implica que la obra será más difundida. Se escribe más ante los nuevos desafíos.

    Se multiplican los soportes, dando más posibilidades al lector, aparte del libro, que no va a desaparecer, todavía hay más páginas que sumar. En un futuro, pueden quedar  como rarezas los libros tradicionalmente impresos, pero persistirán de algún modo. Además, una peculiaridad de nuestra región es que sigue muy vigente el libro impreso, no fue desplazado por las versiones digitales descargables.

    ¿Qué piensa con respecto al chat? ¿Cree que estimula el desarrollo de habilidades verbales?

    Le damos uso al chat por una serie de necesidades, en sentido práctico, pero nunca es con miras a ampliar vocabulario sino todo lo contrario. Depende de la conversación que mantengamos, del interés que ésta genere, ahí estaría el estímulo para que el chat tantee algo más interesante que una serie de textos predecibles seguidos de emoticones.

    ¿Cómo ve a la literatura paraguaya hoy en día? Ya no se publican tantos libros sobre tragedias históricas o glorias nacionales.

    ¡Ya era hora! Paraguay vivía mirándose el ombligo hipertrofiado con tanta historia. La narrativa parecía signada por ese derrotero. ¿Y la creatividad? ¿Y el espacio para la ficción? Tuvo que llegar el cambio para dejar de lado lentamente toda esa argamasa histórico-costumbrista.

    Con relación al concurso, ¿qué tendrá en cuenta a la hora de calificar los cuentos?

    La belleza y la chispa vital en el cuento que debe ser inédito y contar con un imán narrativo para adentrarse en la estructura, en los rincones, en el todo de ese cuento. Por cierto este concurso de cuentos digitales admite agregar hipervínculos, fotos y videos,  aunque esto no es obligatorio sino que plantea una opción más, así que habrá una suma de detalles que observar en cada propuesta.

    Quiero resaltar que en cada país hay un Comité de lectura que tendrá en cuenta una serie de puntos y detalles, el Comité de lectura de Paraguay está integrado por Mónica Bustos y Javier Viveros.

    ¿Cómo sabe si el material es propio o una copia?

    Leyendo y cotejando. Además hoy en día hay varios programas que pueden ser aplicados en distintos párrafos y que ayudan a detectar porcentajes de similitud con obras ya publicadas.

    ¿Qué opinión tiene sobre los demás miembros del jurado?

    Es un jurado internacional, de prestigio, es una honra poder integrar un jurado con escritores muy reconocidos, como Silvia Hopenhayn, Andrés Neuman y Claudia Piñeiro (por Argentina) y Gustavo Espinosa (por Uruguay).

    ¿Qué peculiaridad tiene este concurso?

    Leeremos cuentos que provengan de países distintos al de nuestra nacionalidad, vale decir que los concursantes paraguayos serán leídos por los jurados pares extranjeros y yo leeré cuentos de autores argentinos y/o uruguayos, me parece excelente esta organización, así estas lecturas cruzadas darán mayor objetividad e imparcialidad a la selección de obras.

    Unas palabras para las personas que aún no se animaron a escribir

    Todavía hay tiempo para presentarse al concurso, hay plazo hasta el 15 de julio. Esta antología internacional será un excelente espacio de difusión de nuevas obras, es una plataforma que buena falta hacía para autores jóvenes y que permitirá conocer qué se está gestando actualmente en narrativa. Es muy auspiciante saber que, más allá de los premios, la antología internacional que reunirá los cuentos seleccionados,  tendrá gran difusión en varios países.

     

    Las obras pueden ser presentadas hasta el lunes 15 de julio de 2013. Ellas deberán tener una extensión máxima de 8.000 caracteres con espacios y deberán ser cargadas en www.premioitau.org. Pueden incluir, a decisión del autor, hipervínculos, imágenes, sonidos, videos y otros recursos, siempre privilegiando la calidad del relato. Más información se puede obtener en el sitio www.premioitau.org

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: