Consejos para contratar una niñera

  • Las niñeras son las personas con las que más tiempo pasan nuestros hijos. Su trabajo es lo más importante en nuestra casa, porque ellas enseñan a nuestros hijos e influyen en ellos en su forma de ver la vida, de resolver problemas, de descubrir alegrías o no. Si vas a contratar una niñera, tenés que […]

    Compartir:

    Imagen: supermamalatinablog.com

    Las niñeras son las personas con las que más tiempo pasan nuestros hijos. Su trabajo es lo más importante en nuestra casa, porque ellas enseñan a nuestros hijos e influyen en ellos en su forma de ver la vida, de resolver problemas, de descubrir alegrías o no.

    • Si vas a contratar una niñera, tenés que revisar cuidadosamente las referencias y ponerte en contacto con jefes anteriores, maestros, vecinos y familiares.
    • Es importante que hagas una entrevista para tener una primera impresión. Tomate el tiempo, escuchála y además, dale tiempo para que ella te pregunte y plantee sus dudas. Aquí un pequeño cuestionario que podés hacerle:

    -¿Cuidaste niños alguna vez?

    -¿Se enfermó alguna vez el niño o la niña a la que estabas cuidando?

    -¿Sabés de primeros auxilios, recusitación cardiopulmonar? ¿Cómo actuarías en caso de un accidente?

    -¿Cuál es tu horario disponible?

    -¿Qué es lo más importante para vos?

    -¿Cómo manejarías una situación de emergencia, una enfermedad o un mal comportamiento de tu hijo o hija?

    Sus respuestas te darán una idea, pero puedes tomar una prueba. Sé clara con respecto a las fechas de pago, horarios, responsabilidades. Si va a ser una niñera, o además debe limpiar la casa o cocinar.

    • Tu hijo o hija debe sentirse a gusto con ella. Tenés que observar sus interacciones contigo y con tus hijos.
    • Elegí una niñera con quien puedas llevarte bien – alguien que comparta tus ideas sobre el cuidado de los niños y con quien puedas ser franca.
    • Optá por una niñera que adore a los niños y se relacione bien con ellos.
    • La niñera debe: brindar mucha atención a los niños y disfrutar de jugar con ellos, usar un tono de voz amable, sonreír y reírse con los niños y emplear formas positivas de ayudar al comportamiento de los niños (sin golpes, bofetadas, gritos y tampoco debe asustarlos). Además, debe poder mantener a los niños cómodos y limpios.
    • Considerá la edad de la posible niñera: ¿Cuál es la edad del niño o las edades de los niños de quienes será responsable la niñera? En general, entre más pequeño sea el niño, mayor debe ser la niñera. Por ejemplo, probablemente, no querrás que una niñera de 12 a 13 años de edad cuide de un niño menor de tres años. Muchas niñeras son pre-adolescentes o adolescentes jóvenes. Sin embargo, si tu niñera es menor de 16 años, y si algo le sucediera a tu hijo mientras no está sen casa, legalmente sos vos la responsable.
    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: