Cómo elegir una buena sandía

  • Es la fruta del verano, es muy rica en rebanadas, en aguas y en cócteles de frutas pero, ¿cómo elegimos la que esté más buena? ¡En la nota te contamos!

    Compartir:

    La sandía es una fruta que puede pesar varios kilos, se debe consumir cuando su pulpa ha alcanzado la madurez y se destacada por un intenso sabor dulce y un color rojo.

    Foto: Pinterest

    Pero, ¿cómo podemos saber que una sandía está en su punto? Los siguientes trucos pueden ayudarte a comprar las mejores.

    • Tamaño: No confíes en las de gran tamaño y mucho menos en las que pesen poco. Entre más pesada esté más jugo presentará.
    • Color: Si la corteza de la sandía tiene tonalidades amarillentas, indica que ha perdido clorofila y que, por lo tanto, se encuentra dulce.
    • Sonido: Golpea sutilmente la fruta, debe producir un sonido a hueco. Esto indica que está madura.

    La sandía la podés guardar en la heladera una vez que la has cortado, sin embargo, debes sacarla por lo menos un par de horas antes de consumirla, ya que debe recuperar su sabor.

     

     

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: