Claudia Cardinale, en Bruselas

  • La actriz italiana Claudia Cardinale presentó en Bruselas la restauración digital de la famosa película «El Gatopardo» de Luchino Visconti, una actividad que se enmarca dentro de un ciclo de cine que repasa la trayectoria de la actriz italiana.

    Compartir:

     

    Organizado por la filmoteca belga, la Cinematek, y el Museo de Bellas Artes de Bruselas (Bozar), Claudia Cardinale participó en una presentación pública de ese filme que protagonizó en 1963 e igualmente dio paso a la proyección de «El Gatopardo».

    Vestida de rojo, la reconocida actriz italiana, de 76 años, pisó la alfombra roja del Bozar, donde esperaban los admiradores de la que fue una de las estrellas más importantes del cine italiano y europeo en los años 60 y 70.

    El director de la Cinematek bruselense, Nicola Mazzanti, señaló de la actriz que «ha cambiado la historia del cine y la historia de Italia. Es una diva».

    Cardinale contó al público algunas anécdotas de cuando se rodó la película, como que «un día acaricié un guepardo sin pensarlo y Luchino me dijo: ‘Pero Claudia, eso no es un gato, es un guepardo'», al tiempo que destacó el «magnifico» vestuario de la cinta.

    Del famoso realizador italiano, con quien la estrella del cine trabajó en cuatro películas, dijo que «ha sido un hombre de una cultura enorme. Ha sido mi maestro… Era extraordinario».

    La protagonista de películas tan conocidas como «Fitzcarraldo» o «La Storia» dijo que su secreto para haber desarrollado una carrera tan amplia, con más de un centenar de cintas, ha sido «mantener el interior siempre fuerte».

    «El Gatopardo», dirigida por Luchino Visconti (1906-1976) y basada en la novela del mismo nombre del autor Giuseppe Tomasi di Lampedusa (1896-1957), contó, además de con la presencia de la entonces joven italiana, con actores de la talla de Burt Lancaster o Alain Delon.

    El filme muestra la vida de la aristocracia siciliana del siglo XIX, un testimonio de los cambios de la sociedad del momento.

    La largometraje, una de las grandes piezas del cine de la época, se ganó la crítica internacional con reconocimientos como la Palma de Oro para el director en el Festival de Cannes o el premio del Sindicato Nacional italiano de periodistas cinematográficos.

    «El Gatopardo» se estrenó en 1963, cuando Cardinale cumplió los 25 años y habiendo participado ya antes en otros trabajos para la gran pantalla, algunos de ellos con el mismo Visconti como «Rocco y sus hermanos».

    Nacida en Túnez, hija de padres italianos, Claudia Cardinale ha realizado la mayor parte de su carrera en Francia y Italia, aunque también ha participado en producciones del cine estadounidense, en donde trabajó también junto al reconocido Federico Fellini y con actores como Henry Fonda, Charles Bronson o Jason Robards.

    Cardinale, que debutó en el séptimo arte en 1958 con «Rufufú» de Mario Monicelli y junto a Vittorio Gassman, ha sido también una belleza latina de marcado carácter sensual, lo que le valió estar en los repartos de muchas de las grandes películas de la época.

    La Filmoteca y el Bozar de Bruselas han querido contar con la presencia de Cardinale, a quien hasta mediados de noviembre dedican un ciclo cinematográfico que repasa algunas de sus películas más relevantes como «Sandra» o «Once upon a time in the West (Érase una vez en el Oeste)», además de las mencionadas, entre un total de 20 películas.

    Con la revisión de «El Gatopardo» la Cinematek Bruselas también ha buscado hacer una retrospectiva de Visconti y examinar la manera en que sus películas fueron evolucionando a lo largo de los años. EFE

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: