Cinco formas de comer que revelan tu personalidad

  • La forma en la que te comportas en la mesa revela algunos aspectos de tu personalidad, descubrilos en esta nota.

    Compartir:

    Muchos dicen que si querés conocer más a una persona, tenés que invitarla a comer. La forma en la que te comportás en la mesa dice muchas cosas sobre vos. Y no nos referimos a que comer con la boca llena mientras hablas.

    Foto: Pinterest

    Te compartimos esta nota publicada en el portal Muy Interesante, donde Juliet A. Boghossian, experta en alimentos conductuales, elaboró unos puntos que revelan la personalidad de cada persona, según su forma de comer.

    Te gusta comer rápido

    Si sos de comer a las apuradas, entonces sos una persona productiva y te gusta dedicarle tiempo a los demás. Sos realmente bueno para hacer las cosas antes de una fecha límite.

    Sin embargo, deberías considerar no comer tan rápido. El cerebro y el estómago trabajan en sincronía para controlar el apetito. Pero ojo no es inmediato, tu estómago tarda 20 minutos en comunicarle al cerebro que ya comiste lo suficiente. Es por eso, que si comes muy rápido vas a consumir muchas calorías que se traducen en kilos demás.

    Te gusta comer lento

    Si sos de este tipo de personas significa que el presente te importa mucho y sos una persona centrada en vivir cada momento de la vida. Y crees que un trabajo bien hecho es mejor que uno hecho rápidamente.

    Te gusta comer de manera organizada

    ¿Sos de las personas que separas los alimentos del plato? Entonces resultas ser ese tipo de personas que solo come un tipo de comida a la vez. Sos una persona detallista y perfeccionista, a la que le gusta que todas las cosas se hagan tal y como vos querés.

    El aventurero

    Sos el tipo de persona que siempre quiere probar platos nuevos y exóticos. No sos aburrido, te gusta tomar riesgos. En el trabajo no tenés miedo de proponer ideas.

    El que se queja de todo

    Sos un comensal que tenés muchas peticiones específicas para tu comida. Cuando salís a cenar, tenés preguntas y especificaciones para el mozo. Sos alguien que prospera cuando estás en tu zona de confort. Te gusta trabajar en cosas en los que dominas el tema, pero también sos una persona curiosa. No tenés miedo de hacer preguntas, pero no tenés un lado aventurero, así que no tengas miedo de probar algo nuevo.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: