Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

«Una injusticia te tiene que mover hasta lo más profundo de tu ser»

  • Aunque estuvo a punto de dedicarse a la carrera de derecho, la presentadora de noticias Rocío Pereira Da Costa optó al final por ser periodista por su habilidad innata para las noticias.

    Compartir:

    Es una de las periodistas más importantes del país. Está detrás de la noticia y de los políticos más poderosos pero eso no la intimida en lo absoluto y por si fuera poco hace unos meses acaba de ser mamá de su segundo hijo varón, una vida de ajetreos pero con gusto.

    Encontramos a la periodista Rocío Pereira Da Costa en la sala de prensa del canal Telefuturo donde nos brindó una entrevista exclusiva con Ella Paraguay, y la hicimos sudar, pero no de los nervios, sino porque de la emoción no encendimos el aire acondicionado.

    En fin, un resumen de palabras clave… clave para entender la caótica política de la nación y conocer obviamente ¿quién es Rocío?, «Es una chica que procuró siempre, nunca pude decir: acá la tuve fácil. Siempre fue cuestión de pelear para todo, inclusive de dedicarme a esto que desde chiquita me preguntaban qué quería ser, y respondía: periodista y abogada. Cuando ya cumplí con los requisitos para rendir e ingresar a la carrera de derecho al final cambié y me metí a periodismo. Y acá sabes, hay que trabajar gratis mucho tiempo, muchos sacrificios».

    Y podemos decir que el periodismo no es para cualquiera, sino para personas como Rocío, quién afirma ser «luchadora, tenaz, y que siempre trata de ver qué se puede seguir peleando, que nunca se puede resignar con lo que tiene», menciona.

    El periodismo abarca varias ramas, pero quisimos saber cómo inició Rocio en el ámbito político dentro del periodismo y menciona «Fue una cuestión del azar, o de la persona que menos podía decir que no, porque no tenía antigüedad para rechazar nada y siempre decía que odiaba la política, que no me gustaba nada de esto».

    Rocío recordó sus inicios en Telefuturo hace quince años y nos dijo, «empecé coordinando los noticieros, después fui a presidencia, luego quedé en economía y finalmente allá por el año 2012 se decidió que se debía cubrir Congreso y justo me estrené en la época en la que hubo la destitución del presidente Fernando Lugo. Fue un momento histórico para el país y para mi porque me estrené en un área que consideraba odiaba y ahora me encanta tanto.

    En cuanto a las injusticias que se viven en nuestro país y en el mundo Rocío es tajante, «eso para mi es primordial. Creo que la persona que deja pasar una injusticia no debe dedicarse al periodismo. La injusticia te debe afectar, te debe doler, te debe dar rabia, para poder dedicarte a esto o sino como que perdés el motor, la energía para dedicarte a esto».

    Y nos preguntamos si la ciudadanía tiene una percepción adecuada de las actividades dentro del Congreso a lo que Rocío mencionó, «No. Se centra mucho también en la indignación justificada hacia muchos abusos que cometen nuestros legisladores pero hay muchas actividades que se hacen allí, muchos proyectos de leyes que también deben seguirse pero que no reciben demasiada atención porque no son polémicos, no venden y que incluso se podrían construir mucho más si es que la gente le prestara atención a ese tipo de situaciones, proyectos que le afecten en su día a día y que casi nadie le da seguimiento porque no vende. Hay tantos proyectos de leyes que afectan a nuestro día a día y que no reciben ningún tipo de seguimiento, ni de la ciudadanía, ni de parte de los legisladores, que no leen con atención y se aprueban así, sin pena ni gloria».

    En cuanto a cómo es cubrir un mundo en el que la representación femenina no llega ni al 20%, la presentadora dice que este «es un mundo donde realmente uno tiene que mantener su firmeza, porque imaginate que entrás a cubrir un área en el que de por sí, al ser mujer ya te consideran y dicen: esta mujer seguro no es tan preparada, seguro que es medio hueca, mirá que trabaja en televisión nomás, no le conoce a nadie y uno tiene que aplicar esto de luchar otra vez, para entender todo ese mundo, cómo es el proceso legislativo y luego las mañas de cada legislador, de cada político, es una suerte de mantener tu firmeza sin perder tu femineidad, porque tenés que hacerte respetar pero tenés que recordar que también sos mujer y que como mujer se te tiene que respetar, no es convertirte como un varón más como para hacerte valer en este mundo tan masculino todavía».

    Algo que quisimos saber fue cómo es la relación entre periodistas y parlamentarios, a lo que Pereira respondió, «es una relación complicada. Cuando en el poder estaba un sector colorado, el sector opositor colorado era el más allegado a la prensa. Era más fácil conversar con ellos, tener información. Ahora se da en una situación inversa, que el sector colorado que no está en el poder es el que facilita más información. Los políticos tienen su mundo, tenés que saber que el que te da información es para algo y queda en tus manos saber para qué es ese algo y descubrir para qué te están usando y qué es lo que de verdad le va a servir a la gente y no al político que te está dando esa información. Siempre tenés que saber discriminar y sobre todo tratar de informar de la forma más plural posible», afirma.

    Rocío nos cuenta que tiene muchas anécdotas en su trayectoria profesional, pero le consultamos cuáles fueron las más resaltantes y dice, «la quema del Congreso, que estuve allí, imaginate. Yo soy alergica, en aquel entonces tenía algunos días de embarazo pero no sabía y estuve inhalando, tuve una reacción alérgica, me tuvieron que auxiliar en medio de toda esa crisis que había».

    «Descubrir cuánto se gasta en seguros médicos vip, eso fue todo un logro de aquí, fue un trabajo a pulmón. Hay cuestiones que por ejemplo te llaman la atención con la orientación de las redes sociales cómo los temas tan densos se hacen virales. Por ejemplo el tema de las binacionales era algo que a nadie le importa descubrir cómo se vende la energía, cómo se negocia. Lo último que podría resaltar es lo de González Daher, fue una experiencia bastante diferente porque perseguir a un senador todos los días hasta lograr que te hable e imaginate tenía una panza de 5 meses en aquel entonces y persiguiéndole de arriba abajo con escaleras y él con 20 guardias atrás. Recuerdo que en una oportunidad hicimos guardia de 6 horas porque estuvo encerrado ahí sólo en su oficina porque no quería hablar con nosotros hasta que tuvo que salir, recuerda la periodista.

    Las anécdotas pueden ser miles y cada historia es contada con un enfoque diferente, a través de una persona que dedica la mayor parte de su tiempo en recolectar la mejor información para los ciudadanos.

    Hoy, Rocío deja estas palabras a los futuros periodistas que quieran dedicarse a cubrir la actualidad política, «les aconsejo que si quieren ser famosos no se dediquen a esto. Porque ser periodista es tener presente que una injusticia te tiene que mover hasta lo más profundo de tu ser, tenés que saber que vas a sufrir, no te vas a hacer rico de la noche a la mañana y que para aguantar todos los sacrificios que se requieran para dedicarte a esto te tiene que mover algo que no es dinero, sino querer acabar con esas injusticias, aportar ese granito de arena para mostrar una situación injusta, para mostrar dónde te están robando, cómo podés cambiar, eso tenés que tener en cuenta cuando querés ser periodista, no ser famoso ni ser rico porque nada de eso se te va a dar si querés ser verdaderamente periodista», finaliza.

    Esperamos que esta entrevista haya sido de gran ayuda para vos, que apliques estos consejos en tu vida cotidiana y que compartas la nota con tus amigas.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios