Bruno Sosa: “trabajar en La Chiperita fue una experiencia genial”

  • El joven actor que conquistó la pantalla con la comedia romántica paraguaya comenta brevemente sobre su experiencia con la película y lo que espera conseguir en el futuro.

    Compartir:

    La última película paraguaya que se vio en cines nacionales fue La Chiperita, de Hugo Cataldo, una comedia romántica que fue muy aplaudida y querida por el público.

    Aunque no hubo una respuesta positiva masiva como en producciones nacionales anteriores, el equipo de la película parece estar contento con la respuesta y el buen lugar que se ganó la obra en la filmografía paraguaya.

    Uno de los nombres que más empezará a sonar ahora en trabajos de índole audiovisual es el de Bruno Sosa Bofinger, el joven actor de 24 años que protagoniza la película junto a Patty Paredes.

    Bruno empezó en el mundo de la actuación como estudiante de T.I.A., escuela de actuación fundada y dirigida por Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori.

    Desde entonces, realizó varios trabajos en publicidad, y seguidamente obras de teatro. Su incursión en el audiovisual se dio con la película Libertad, de Gustavo Delgado.

    Entre otras experiencias, se sumó al elenco de La Chiperita, del realizador Hugo Cataldo, y allí le dio vida al personaje de Walter, el interés romántico de Virgilia, que trabaja en un control de peaje mientras se roba el amor de ella.

    “Fue genial haber sido partícipe de esta historia tan linda”, comenta, todavía sintiendo la emoción del buen recibimiento que tuvo la película.

    “Es gratificante poder llevar un personaje como el de Walter, haber congeniado tan bien con todo el elenco y con mi director y amigo Hugo Cataldo”.

    El personaje al que interpreta Bruno realmente significó algo más que un simple trabajo para él, ya que considera al mismo como alguien que habla mucho de la calidez de los paraguayos.

    “Walter es un personaje al que todos tenemos adentro, una inocencia honesta, una inseguridad o hasta una bondad”

    En un principio, parecía que La Chiperita iba a retirarse rápidamente de los cines locales, pero la obra se mantuvo en cartelera durante unas semanas más.

    En redes sociales se podían leer halagos para el producto final, y así también buenas opiniones para sus actores principales, así como la labor de Hugo Cataldo en dirigirlos hacia una historia cargada de ternura y simpatía.

    Aunque la película es, primeramente, acerca de las vicisitudes de Virgilia, y está contada desde su punto de vista, no se puede negar el trabajo bien realizado por Sosa en la construcción del personaje de Walter.

    A pesar de la corta experiencia, su desempeño fue la importante mitad para que la relación entre ambos fuera creíble en pantalla, y se sintiera la química que terminó generando reacciones positivas en el público.

    Así también, el joven artista no tiene más que buenas palabras sobre su compañera Patty Paredes, que también fue estudiante de la misma escuela de actuación.

    Bruno, así como otros, sueña con un Paraguay donde la realización cinematográfica sea algo regular, y considera que “lo más importante es que ya se perdió el miedo a crear, y mostrarle el Paraguay al mundo”.

    Él quiere ser su propio ejemplo de superación y de lucha, aunque no está para nada ajeno al cine actual del mundo, y ¿por qué no?, trabajar con artistas como el director Lars Von Trier, el actor danés Madds Mikkelsen o la actriz francesa Audrey Tautou.

    Vive en São Paulo, Brasil, desde hace cuatro años, donde continúa preparándose como actor, esperando traer más experiencia al Paraguay en un futuro cercano. Allí también ya realizó trabajos, así que en lo que a experiencia se refiere, está creciendo bien.

    Así también, como otros actores, no se limita a desear solo una cosa. Es por eso que sigue incursionando en teatro, participando en obras de toda clase.

    “Quiero seguir haciendo teatro porque es incomparable el crecimiento que te da”, comenta al respecto, agregando que está “dispuesto a todos los medios artísticos donde la actuación le pueda llevar”.

    Espera seguir teniendo experiencias fantásticas en el cine nacional, y ansía formar parte de alguna producción internacional. “Solo hay que seguir perseverando y luchando.”

    Por ahora no tiene otras ofertas serias, pero se encuentra trabajando en una obra de teatro en Brasil desde el 2014. Dicho trabajo ya le permitió recorrer el vecino país, presentando la obra en varios estados.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: