No más comidas grasosas

  • ¡Opciones para comer saludable!

    Compartir:

     

    La próxima vez que te encuentres con antojos de tu comida favorita que es poco saludable, ¡debes saber que tienes opciones! Brad Gruno de Brad’s Raw Foods; y el autor del libro Brad’s Raw Made Easy (La comida cruda de Brad versión fácil), dice que no tenés que sacrificar el sabor o diversión para evitar sentirte hinchado o subir algunos kilogramos.

    Sustitutos que podrías consumir:

    Dulces: Dátiles secos, pasas, ciruelas, arándanos y bayas goji (comidas moderadamente) satisfarán tus antojos de golosinas chiclosas parecidas a los dulces; o parte un trozo de fruta maduro, o come fruta seca mezclada con nueces o un tazón de fruta con miel. Enrolla uvas en azúcar de coco (encontrado en tiendas de comida saludable) y congélalas, o come una bola de energía casera.

    Helado: En una licuadora, coloca dos plátanos congelados pelados y cortados, media taza de leche de almendra, una cucharadita de vainilla, y media cucharadita de sal (opcional). Licua hasta que esté combinado todo. Intenta añadir dos cucharaditas de mantequilla de maní para una delicia cremosa y rica, o un cuarto de taza de polvo de cacao.

    Pasta: Utiliza un pelador de vegetales o un rallador en espiral para crear “fideos” pelados largos de calabacín, calabaza o pepinos. Mézclalos con tus hierbas favoritas, tomates frescos y un poco de aceite de oliva.

    Pudín de chocolate: Tritura un banana con un chorrito de leche de almendra y unas cucharaditas de polvo de cacao. Cubrí con cerezas frescas y disfruta.

    Papas fritas: Corta rebanadas de zanahorias grandes en diagonal y utilízalas para tomar un poco de guacamole fresco o ‘hummus’. Masticar rebanadas de remolacha cruda, jícama o pimientos también satisface esa necesidad de morder.

    Salados: Pensá en apio, espinaca o algas comestibles, ya sean crudas o en jugo. Rehidrata las algas marinas y añádelas a una ensalada de espinaca y apio salada.

    Grasosos reconfortantes: Los aguacates o nueces germinadas son una solución rápida. O unta mantequilla de nuez en tu fruta favorita y cúbrela con semillas de cacao.

    Alimentos calientes: Una pizca de pimienta de cayena, hojuelas de pimiento rojo, rábano picante, o un jalapeño fresco añade calor llenador y satisfaciente. O hacé un té, toma un baño caliente o encuentra un lugar soleado en donde sentarte.

    Otro tipo de antojos: Beber agua. A menudo lo confundimos con hambre, ¡y simplemente podría ser que tenés sed! Podés mejorarla con cítricos, frutas, menta o incluso una rebanada de pepino.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: