Alimentos que debes evitar en la comida de tu bebé

  • De los cuatro a los doce meses debes cuidar lo que come tu chico.

    Compartir:

     

    La alimentación de nuestros peques es muy importante en la etapa de 4 a 12 meses, en ella se van implementando los sólidos por lo que no todos pueden ser administrados a los bebés. Hay alimentos que pueden causarle daño ya sea por la proporción o por algunas bacterias que posee.

    Mira lo que debes evitar en tu bebé de 4 a 12 meses:

    • Miel de abeja: La miel de abeja puede albergar esporas de Clostridium botulinum, que ocasionan botulismo. Los intestinos de los adultos pueden evitar el crecimiento de estas esporas, pero en un bebé las esporas pueden crecer y producir toxinas que podrían poner en peligro su vida.
    • Leche de vaca: Dale a tu bebé solamente leche de pecho o leche de fórmula hasta su primer cumpleaños. ¿Por qué? Porque no puede digerir las proteínas que contiene la leche de vaca durante su primer año de vida. Además, no contienen todos los nutrientes que tu bebé necesita y contienen minerales en cantidades que pueden dañar sus riñones.

    Alimentos con los que puede ahogarse:

    • Pedazos grandes de comida: Los pedazos de comida del tamaño de un chícharo (arveja, guisante) son los más seguros: no se le atorarán en la garganta a tu bebé. Las verduras como zanahorias, apio y ejotes (habichuelas, judías verdes) deben picarse, rallarse o cocinarse y cortarse en pedacitos.
    • Las frutas como uvas, tomatitos miniatura y bolas de melón deben cortarse en cuatro pedazos antes de servírselas al bebé. Asimismo, las carnes y los quesos deben rallarse o cortarse en pedazos muy pequeños.
    • Alimentos pequeños y duros: Las nueces, pororó, las pastillas para la tos y los caramelos o dulces duros, presentan el riesgo potencial de que el bebé se ahogue. Aunque es difícil que los bebés se ahoguen con las semillas, porque son muy pequeñas, tene cuidado porque se pueden atorar en las vías respiratorias de tu bebé y causar una infección.
    • Alimentos pequeños y blandos: Evita también los chicles y golosinas blandas y los frijolitos de dulce, que pudieran atorarse en la garganta de tu pequeño.
    • Maní: Su consistencia pegajosa puede hacer que sea difícil para un niño pequeño tragarla sin ahogarse.

    Fuente: espanol.babycenter.com

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: