Orejas limpias

  • Es común que las orejas de un perro tengan mal olor, especialmente si las tienen caídas. La limpieza periódica puede prevenir infecciones al mantener el oído limpio y estéril.

    Compartir:

     

    Cuando las orejas de un perro cuelgan, es muy probable que la humedad permanezca dentro del oído, lo que ocasiona la formación de bacterias y cera. Si ves que el perro se rasca las orejas, podría tener una infección en los oídos.

    Qué hacer

    -Colocá una parte de vinagre y una parte de agua en un recipiente pequeño, y mezcla bien.

    – Pedíle al perro que se siente cerca tuyo y luego tómalo del hocico. Sé tierno, pero firme.

    -Mojá una bola de algodón en la solución de vinagre y agua con tu mano libre. Limpia el interior de la oreja con algunos trozos de algodón. Luego usa un hisopo para retirar la acumulación de cera dentro del canal auditivo. No lo introduzcas demasiado, porque puedes perforar el tímpano o perder el algodón.

    -Usá un trozo de algodón seco para finalizar con la limpieza del oído. Además, esto ayudará a secar la zona. Se pueden realizar los Pasos 3 y 4 en el otro oído.

    -Una vez limpios ambos oídos, dale una golosina a tu perro por haber sido obediente y haberse quedado sentado quieto.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: