La mejor forma de educar a tu perro, utilizá el refuerzo

  • El refuerzo se puede definir como “cualquier estímulo que aumenta la probabilidad de que una conducta se repita en el futuro”.

    Compartir:

    La clave, para educar con refuerzo positivo a nuestra mascota, se encuentra en dar el premio inmediatamente en el momento que se realiza la conducta.

    Por ejemplo: queremos reforzar o aumentar que nuestro perro haga pis en el pasto, entonces esperamos el momento en que nuestro perro o gato está haciendo pis, e inmediatamente le entregamos un premio. De esta manera nuestra mascota querrá repetir la conducta para recibir el premio.

    Estos premios pueden ser:

    Algo apetitoso, comestible para nuestra mascota (galletitas, pates para animales o algo que les guste, siempre y cuando su veterinario lo apruebe).

    Una caricia, el tacto es un refuerzo muy poderoso.

    Palabras alentadoras. El “muy bien o bien hecho” con un tono de alegría y cariñoso es un excelente premio para tu mascota.

    Muchas personas me dicen “¡ay! bueno Doc., pero entonces siempre voy a tener que andar con premios en los bolsillos”. Esto no es cierto. Una vez que nuestro perro asocie la conducta que queremos reforzar con el premio (el tiempo varía de acuerdo a cada individuo), lo que haremos es intercalar, una vez reforzamos con el premio comestible y el siguiente simplemente con una palabra de aprobación o caricia. De esta manera la mascota “por si las dudas venga el premio” realizará la acción.

    Les recomiendo siempre reforzar con algún premio comestible, ya que de esta manera nuestra mascota con gusto realizara la conducta, por ejemplo de 3 veces realizada la conducta, una entregamos premio comestible y las otras dos caricias o palabras de aliento.

    Está demostrado mediante estudios científicos que es la mejor técnica de adiestramiento en mascotas. Es efectiva y supera en rapidez al castigo. Y lo mejor es que no comprometemos el bienestar de nuestro animal.

    Con este método pueden hacer de su mascota una estrella de televisión, si así lo deseen. Solo es cuestión de pillar el momento exacto que está realizando la acción. Con refuerzo pueden enseñar a su perro a dar la pata, a sentarse, hacerse el muerto, dejar de ladrar cuando ustedes lo quieran, etc.

    Y les puedo asegurar que se asombraran de lo que un perro o gato es capaz de hacer por un trozo de jamón o pollito en caso de estén a dieta.
    Pruébenlo repetidas veces y verán que no les fallará. Más refuerzos, mascotas felices.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios

    Etiqueta(s):

    Más notas: