Created by potrace 1.14, written by Peter Selinger 2001-2017

Cuidá tu piel con estas infusiones

  • El té es una forma sencilla y económica de beneficiarnos de las propiedades de las hierbas. ¡Tomá nota!

    Compartir:

    Muchas son las hierbas frescas que están disponibles o hierbas secas durante todo el año, en hojas sueltas o en bolsitas de té ya preparadas para que prepares tus infusiones a tu gusto.

    La buena noticia es que si sos constante ¡funcionan!. Entre sus múltiples propiedades está el cuidado de la piel, que para que luzca sana y linda debes hacerlo también desde dentro, con una dieta rica en alimentos verduras e integrales y bebiendo suficiente agua, lo contribuirá en gran medida a mejorar su nutrición e hidratación y se verá más tersa y luminosa.

    A continuación comparto con vos esta nota extraída del portal 65 y más donde conocemos las hierbas que pueden ayudar a mejorar la apariencia de tu rostro

    El hibisco es rico en antioxidantes que ayuda a prevenir el estrés oxidativo, apoya el colesterol saludable y es naturalmente una fuente maravillosa de alfa-hidroxiácidos, que promueven la renovación de la piel. Sus efectos sobre la dermis son varios ya que por un lado estimulan la producción de ácido hialurónico, que es un mucopolisacárido que actúa como un captador de agua y desempeña un papel fundamental en la hidratación de la piel. Y por su parte los mucílagos son polisacáridos con una marcada acción hidratante tanto sobre la piel. De color rojizo, esta infusión elaborada con los pétalos de la flor de hibisco, tiene un sabor ácido que nos recordará a los arándanos.

    La lavanda contiene taninos, el aceite de alcanfor y los flavonoides muy beneficiosos para la salud. Los aceites esenciales de la lavanda, consumidos en infusión, ejercen un efecto calmante sobre la mente y las emociones, por lo que son beneficiosos para combatir la ansiedad. También puede evitar problemas gastrointestinales como cólicos, inflamación intestinal y flatulencia. Además, se utiliza para combatir el acné, sanar heridas y quemaduras leves, y reducir los eccemas ya que calma el picor y reduce la inflamación.

    La caléndula también posee un gran poder cicatrizante y antiséptico, además de regenerar la piel y producir colágeno, por lo que es muy recomendable para curar heridas, tratar cicatrices, pies y manos agrietadas, pieles quemadas o con acné, úlceras bucales y eccemas. Posee una importante capacidad antiinflamatoria y flavonoides que reparan los vasos sanguíneos y circulatorios. Una infusión de caléndula nos ayudará también ante problemas digestivos.

    El té verde tiene gran poder antioxidante y favorece la termogénesis, de forma que acelera el metabolismo y estimula la combustión de grasas para favorecer la eliminación de la celulitis. Además, es rico en antioxidantes, y vitaminas C y E, que ayudan a mantener la elasticidad y brillo natural de la piel. Sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas ayudan con el exceso de grasa en la piel.

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios