8 de mayo Día internacional de la Cruz Roja

  • El movimiento voluntario más grande del mundo cumple 150 años

    Compartir:

     

    El 8 de mayo se conmemora el Día Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en memoria del nacimiento del impulsor de esta organización, el suizo Henry Dunant, quien en 1859 organizó el primer servicio de voluntarios para asistir a heridos en la guerra, de manera neutral.  En la fecha se cumplen 150 años de acción humanitaria y el sentido de compromiso permanente de estas organizaciones al servicio de las personas vulnerables en el mundo contemporáneo sujeto a constante transformación

    El valor social de la contribución que realizan los voluntarios es incalculable y su incidencia, aún más trascendental.

    La acción humanitaria contemporánea enfrenta distintos retos, entre los que se cuentan el aumento de la cantidad de desastres naturales y emergencias sanitarias, el constante incumplimiento de las normas del derecho internacional humanitario, la inseguridad en el acceso a la atención de salud en numerosos países y las dificultades que deben superar los agentes humanitarios para tener acceso a las personas que necesitan asistencia en determinados contextos. Por ejemplo, en países como Afganistán, Somalia, la República Democrática del Congo o Siria, millones de personas reciben insuficiente asistencia humanitaria debido a la inseguridad o a obstáculos políticos. La cantidad de desastres naturales ocurridos en los últimos cuarenta años ha aumentado en cerca de un cuatrocientos por ciento.

    La Cruz Roja Paraguaya se basa en las siete principios fundamentales que son:

    Humanidad

    El Movimiento de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, al que ha dado nacimiento la preocupación de prestar auxilio, sin discriminación, a todos los heridos en los campos de batalla, se esfuerza, bajo su aspecto internacional y nacional, en prevenir y aliviar el sufrimiento de los hombres en todas las circunstancias. Tiende a proteger la vida y la salud, así como a hacer respetar a la persona humana. Favorece la comprensión mutua, la amistad, la cooperación y una paz duradera entre todos los pueblos.

    Imparcialidad

    No hace ninguna distinción de nacionalidad, raza, religión, condición social ni credo político. Se dedica únicamente a socorrer a los individuos en proporción con los sufrimientos, remediando sus necesidades y dando prioridad a las más urgentes.

    Neutralidad

    Con el fin de conservar la confianza de todos, el Movimiento se abstiene de tomar parte en las hostilidades y, en todo tiempo, en las controversias de orden político, racial, religioso o ideológico.

    Independencia

    El Movimiento es independiente. Auxiliares de los poderes públicos en sus actividades humanitarias y sometidas a las leyes que rigen los países respectivos, las Sociedades Nacionales deben, sin embargo, conservar una autonomía que les permita actuar siempre de acuerdo con los principios del Movimiento.

    Voluntariado

    Es un movimiento de socorro voluntario y de carácter desinteresado.

    Unidad

    En cada país sólo puede existir una Sociedad de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, que debe ser accesible a todos y extender su acción humanitaria a la totalidad del territorio.

    Universalidad

    El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, en cuyo seno todas las Sociedades tienen los mismos derechos y el deber de ayudarse mutuamente, es universal.

    Actualmente  Tadateru Konoé es el presidente de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y Peter Maurer es el presidente del Comité Internacional de la Cruz Roja. En cuanto a la Cruz Roja Paraguaya, el presidente es el Dr. Luis Díaz de Bedoya.

     

    Fuente: www.cruzroja.org.py

    Compartir:

    Comentarios

    comentarios


    Más notas: