MENCIONES

Mujer con historia

Cecilia Silvera Alvarez al rescate de la memoria.

Dice un proverbio africano sobre la historia que “hasta que el león no tenga un historiador, las historias solo glorificaran al cazador”. Así ha pasado durante mucho tiempo en nuestro país, donde la historia del Paraguay sólo era contada por hombres poderosos, los que tenían acceso a la educación y eran de buena familia. Hasta hoy en día, se conocen de pocos relatos de  historiadoras paraguayas pero cada vez más mujeres se animan a disputar la verdad.

Cecilia Silvera Alvarez es doctora en historia y autora del libro  “Telémaco Silvera- Feminista-Demócrata Republicano” en donde rescata la memoria de su abuelo, un hombre que defendió los derechos de la mujer.

Telémaco Silvera era sí un personaje polémico, fue el primer director del diario Patria, órgano oficial del Partido Nacional Republicano o Asociación Nacional Republicano y discutía públicamente con Patricio Alejandrico Escobar, hijo de Patricio Escobar. El libro  busca reivindicar la figura de Telémaco Silvera. “Era el primer hombre que luchó, desde las primeras décadas del siglo XX por los derechos civiles y políticos de la mujer; entonces, cuando yo estudiaba historia, desde el segundo curso hasta que me recibí, realicé una investigación que luego presenté como tesis doctoral, porque él había sido mi abuelo, pero como  murió en año 1931, y yo nací después de dos décadas, no lo conocí”, cuenta Cecilia Silvera desde su oficina en el Ministerio de Defensa donde se desempeña funcionaria pública.

Telémaco se recibió con Serafina Dávalos como doctor en Derecho y Ciencias Sociales. Ella es considerada la primera feminista del Paraguay y eran muy amigos. Es quizá por eso que él era quien presentaba los proyectos a favor de la mujer.

“Verdaderamente era una persona que tenía una visión del futuro, que presentaba los proyectos  que no eran de la época. Por ejemplo, decía que la mujer debe votar porque la mujer es igual que el hombre, que tiene los mismos derechos porque tiene la misma capacidad, porque tiene inclusive hace el doble…el planteaba esto en 1915. El derecho al voto recién se consiguió en 1961 y recién en el 64 comenzaron a  votar”, sostiene refiriéndose a Telémaco.

“Y el proyecto de ley para el divorcio, fue Telémaco quien presentó el primer proyecto y tampoco le fue aprobado; pero después se unió con el diputado liberal Díaz León y volvieron a presentar el proyecto de la ley del divorcio en 1919, pero recién se aprobó la Ley del divorcio durante el gobierno de Andrés Rodríguez”, sostuvo.

Cecilia es autora además de varios libros de historia. Admira a mujeres historiadoras como Mary Monte de López; Margarita Prieto Yegros, Olinda Massare; Margarita Durán Estrago; María Eugenia Garay; Idalia Zarza de Flores; Irma Iznardi y Julia Velilla. Además, refirió sobre la importancia de los aportes de Milda Rivarola a la historia, a pesar de que ella sea socióloga.

“Es difícil para las mujeres dedicarse a la investigación y publicar. Porque publicar un libro tiene su costo y más aún, cuesta vender los libros. Yo por ejemplo, hice un préstamo para publicar este libro y todavía lo sigo pagando”, se queja aunque dice que la satisfacción está en poder hacer conocer su trabajo y recuperar la memoria de su abuelo.

 

“Nuestro problema es la cultura machista”

Al ser consultada sobre los movimientos feministas actuales en el Paraguay, Cecilia Silvera dijo que “existen diferentes tipos de movimientos feministas: algunas tienen ideologías feministas, y otras tienen algunos aspectos, y otros que verdaderamente son muy generales. Cada una lucha por su lado, las mujeres casadas por uno, las divorciadas por otro; las lesbianas luchan por otro lado. Las mujeres que buscan poder tienen otra forma de luchar; pero es necesaria esa diversidad”.

Sobre la propuesta del Movimiento Kuña Pyrenda sostuvo que  “me gusta mucho, en el sentido de que son valientes que quieren llegar al poder a través de la mujer, pero pienso, así como pensaba también el doctor Telémaco Silvera, que las mujeres solas no podemos manejarnos, que tenemos que estar juntos con el hombre, que somos iguales en derechos y obligaciones. Yo le admiro mucho a Lilian Soto, es muy inteligente, pero no querría que se haga mucha diferencia”.

“Nuestro problema es la cultura machista. Lastimosamente tenemos que luchar como muchas mujeres luchan hoy a favor de la mujer. Hoy tenemos un ministerio de la mujer, todo eso…porque muchas luchan, porque  de lo contrario, no nos dan mucha importancia las autoridades que están actualmente. Yo creo que ellos se dan cuenta que hay mujeres que son muy capaces y muchos más honestas que los hombres para poder administrar un país. Pero es difícil, por la cultura machista, que es una cosa que desde nuestras familias, inclusive desde nuestros antepasado y desde las religiones nos inculcan”

Dejá tu comentario

Aviso
El objetivo de los comentarios, extraídos de Facebook, es sumar valor a las notas y contar con una interacción más fluida con las y los lectores de Ella. Por ello, aquellos comentarios que suponen insultos, groserías, ataques personales y cualquier tipo de contenido que atente a la moral o a las normas básicas de Internet (racismo, xenofobia, etc.) serán ocultados por el administrador.